martes, 8 de diciembre de 2009

JUST LIKE STARTING OVER

En 1988, cuando estaba en los Pumitas, nos llevaron al Museo de Cera (en la Ciudad de México). Una visita inolvidable, que dejó huella en mi infancia (desde esos años son un museofilo).




De entre todas las figuras una en particular atrajo mi atención: la de un hombre melenudo, con anteojos redondos, un abrigo, pantalón negro, tenis y una guitarra eléctrica. Quizá fue su notable contraste ante otras estatuas cercanas (personajes históricos y políticos serios) lo que hizo que esa imagen no se me borrara nunca.




Al llegar a mi casa pregunté quién era. Mis tíos me respondieron que se trataba de John Lennon, un músico importante, integrante de Los Beatles y que fue asesinado "hace algunos años" (casi 8, para ser exactos).




Al volver a San Juan de los Lagos y platicarle a mis padres todo lo que había pasado en esos dos meses (lejos de ellos) en el curso de verano volví a mencionar a dicho personaje. Entonces, desempolvaron una funda de LPs (de esos que ya son pieza histórica) de color rojo donde por un lado aparecían cuatro jóvenes asomándose desde un balcón y en el reverso los mismos pero más viejos y me pusieron uno de los dos discos: ese fue mi primer encuentro con Los Beatles, especialmente con John Lennon, que a partir de entonces se convirtió en mi cantante preferido.




Al mismo tiempo y, sin que me diera cuenta, fue el nacimiento de un beatlemaniaco (de hecho ese album doble ahora forma parte de mi colección privada).




Han pasado 20 años de aquel suceso y desde entonces la música de los Beatles (en especial la de John Lennon) me ayudaron a superar momentos difíciles (1995 y 1996, principalmente), me infundieron el placer por la música y me enseñaron a ver el mundo de manera diferente (All you need is love; la respuesta para todo).




Hoy que se cumplen 29 años del fallecimiento de John Lennon, no me queda más que reconocerle nuevamente su infinito talento, sensibilidad y el noble gesto de convertir todo eso en la bandera del amor, fraternidad y paz en el mundo ("Imagine" that "The War is Over"), aunque todavía sean utopías (pero la esperanza muere al último).

El monero-bloggero en Abbey Road (Meca de la Beatlemanía)

1 Comentário:

luis dijo...

¡que envidia! Caminaste en Abbey Road Y TIENES MIS DISCOS¡¡¡¡¡¡¡ (regalo de tu mamá en un cumpleaños.

Blogs de México

El Taller Lags © 2008 Template by Dicas Blogger.

TOPO